Primer Ciclo - Nivel Primario

CINTURÓN DE SEGURIDAD

El cinturón de seguridad es una correa de tela resistente que llevan los asientos de algunos vehículos, como el coche, el avión o el helicóptero.

Sirve para que los viajeros estén sujetos y no salgan despedidos en caso de un choque violento.

El cinturón de seguridad se encuentra colocado a los lados de cada uno de los asientos del vehículo. Se engancha por delante de nuestro cuerpo por medio de un cierre de seguridad.

El cinturón es fuerte y resistente, pero también suave, para no hacer daño.

¿Cómo protege el cinturón de seguridad?

Cuando se produce un choque, los pasajeros tienden a salir disparados hacia adelante por un efecto de la velocidad llamado inercia. El cinturón sujeta los cuerpos e impide que se golpeen contra los asientos o que salgan despedidos fuera del vehículo.

Así, la posibilidad de que el viajero salga dañado por el impacto es mucho menor.

Sabías que

El cinturón de seguridad ha evitado la muerte de muchas personas. Se considera una de las medidas de seguridad más eficaces.

¿Cuándo hay que utilizar el cinturón de seguridad?

El cinturón de seguridad hay que utilizarlo siempre que se viaje en un vehículo que lo tenga. No importa que el trayecto sea muy corto, hay que ponerse siempre el cinturón.

Esta señal que hay en muchos medios de transporte indica que es obligatorio abrocharse el cinturón de seguridad.

En coche, se debe usar tanto en los asientos delanteros como en los traseros. También en los taxis.

En los autobuses de larga distancia, si tienen cinturón, también suele ser obligatorio su uso. En los urbanos, no suele ser necesario, aunque sí es importante ir bien sentado y, si se va de pie, agarrarse bien.

En avión, sólo es necesario abrocharse el cinturón durante el aterrizaje y el despegue.

Cuando viajamos en avión, el personal de vuelo nos dice cuándo y cómo abrocharnos el cinturón.

La seguridad en los automóviles

En los coches, además del cinturón, existen otras medidas de seguridad para que, en caso de accidente, los daños sean los menos posibles.

Los asientos delanteros suelen tener airbag, una especie de globo que se infla automáticamente en caso de choque, protegiendo al viajero.

Además, es recomendable que los niños viajen siempre en los asientos traseros, sentados en sillas especiales, que adaptan los dispositivos de seguridad del coche al tamaño de su cuerpo, más pequeño que el de un adulto.

Los bebés deben sentarse en asientos especiales.

ATENCIÓN

Los coches y otros vehículos tienen muchos aparatos para nuestra seguridad. Pero lo más importante es que nosotros los utilicemos correctamente.

Siempre que viajemos, debemos ir bien sentados, con los cinturones puestos, nunca quitárnoslos durante el trayecto, ni sacar los brazos, ni tratar de levantarnos…

¡Nuestra seguridad es lo primero!

Niños bien sentados

COMPARA

Cada vehículo tiene las medidas de seguridad necesarias para proteger al conductor o pasajero.

El coche, tiene cinturones de seguridad, y en muchos casos airbag.

También dispone de cinturones de seguridad el autobús de larga distancia o el avión.

¿Qué medidas de seguridad utilizan los conductores de motos y bicicletas?

Los conductores de moto y de bicicleta utilizan un casco, para proteger la cabeza de posibles caídas y golpes.

En otros medios de transporte, como autobús, suburbano, tren o tranvía, el viajero no tiene ninguna medida extra de seguridad.

Cuando viajes en ellos, sujétate bien a las barras.

Repasa

Practica

¿Cómo utilizas tú el cinturón de seguridad? ¿Y las personas con las que viajas?

Descubre si la gente que te rodea utiliza correctamente el cinturón de seguridad cuando viaja en coche o en otro medio de transporte.

Para ello, puedes preguntar a tu papá, tu mamá, tus hermanos y a otras personas con las que suelas viajar en coche o en autobús.

Además, cuando vayas por la calle, al cruzar un semáforo, fíjate en si los conductores que pasan llevan bien puesto el cinturón. Puedes contar cada día cuántos conductores lo llevan y cuántos no.

Practica con la inercia

Puedes hacer un experimento muy sencillo para saber qué puede pasar si uno no se pone el cinturón de seguridad.

Coge un coche, tren o cualquier juguete con ruedas, y pon sobre él un muñeco. Lánzalo para que choque contra algo.

Verás que, cuando el coche choca, el muñeco sale disparado, empujado por la fuerza que se llama inercia. Si fuera una persona, se haría mucho daño.

Ahora, haz el mismo experimento, pero esta vez sujeta con una cinta el muñeco al coche. Verás que esta vez no sale del coche. Así, está más protegido y el daño es menor.