Primer Ciclo - Nivel Primario

LAS ARTICULACIONES

Las articulaciones son el lugar donde se unen los huesos en el cuerpo.

Gracias a ellas podemos mover los huesos del cuerpo: la articulación del hombro permite mover el brazo hacia atrás, hacia delante y hacia los lados; las articulaciones del codo y de los dedos nos permiten doblarlos y estirarlos, las articulaciones de la rodilla y el tobillo nos permiten mover los huesos de la pierna y andar, saltar, correr...

Hay articulaciones, como el codo o la rodilla, que permiten grandes movimientos a los huesos; se llaman móviles. Otras, como las de los huesos de la columna vertebral, solo permiten movimientos pequeños; se llaman semimóviles. Las que no permiten ningún movimiento porque están pegadas, como las de cráneo, se llaman fijas.

Las articulaciones, los huesos y los músculos forman el aparato locomotor.

Las articulaciones, además, nos protegen de sufrir algunas lesiones en los huesos, ya que recubren los extremos de los huesos con una sustancia blanda y acolchada llamada cartílago.

Sabías que

La mayoría de las articulaciones funcionan como las bisagras de las puertas. Como los huesos son rígidos, sin estas bisagras nos resultaría imposible hacer movimientos.

Las principales articulaciones

EL HOMBRO

El hombro es la parte del cuerpo donde se unen el tronco y los brazos.

En el hombro se unen tres huesos: la clavícula, que está en la parte delantera; el omóplato o escápula, que está en la parte trasera, y el húmero, que es el hueso del brazo.

En la zona del hombro hay muchos músculos, algunos muy potentes, como el deltoides, que envuelve el hombro y nos permite mover los brazos.

EL CODO

El codo es la articulación que une el brazo con el antebrazo. Está formada por la unión de tres huesos: el húmero, que está en el brazo, y el cúbito y el radio, que están en el antebrazo.

Gracias al codo podemos mover el antebrazo y doblarlo.

Sabías que

Existe una enfermedad llamada “codo de tenista” que se produce sobre todo en estos deportistas, por la fuerza con la que golpean la pelota con la raqueta.

LA MUÑECA

La muñeca es la zona del cuerpo humano donde se une la mano con el antebrazo.

En la muñeca hay 8 huesos colocados en dos filas perpendiculares al antebrazo, que se llaman huesos del carpo. La fila más próxima al antebrazo se une con los huesos cúbito y radio. La otra fila, con los huesos de la mano que se llaman metacarpianos.

<IMG:UN0037_F06.JPG>

La muñeca hace que podamos doblar y girar la mano.

LA CADERA

En general, llamamos cadera a la parte lateral del cuerpo ubicada justo donde termina el tronco y empiezan las piernas. En las mujeres tiene una forma redondeada y en los hombres es más recta.

En el interior de nuestro cuerpo, en esta zona se unen el fémur, que es el hueso del muslo, con el que forma la pelvis, una estructura ósea que hay hacia el final de la columna vertebral.

La cadera es muy importante porque soporta el peso de nuestro cuerpo, tanto cuando estamos parados como mientras caminamos. Por eso, las personas que se rompen la cadera (una lesión muy frecuente en los ancianos) a veces no pueden volver a caminar.

LA RODILLA

La rodilla es la parte del cuerpo donde se unen el muslo y la pierna.

Gracias a las rodillas podemos doblar las piernas.

En las rodillas se unen dos huesos: el fémur y la tibia. Sobre ellos y por delante se articula, a su vez, la rótula, que es n hueso plano y redondeado (con forma de galleta).

Para dar estabilidad a la rodilla, dentro de ella existen dos cartílagos (uno a cada lado) llamados meniscos.

La parte de atrás de la rodilla se llama corva y por ella discurren vasos sanguíneos y nervios muy importantes.

EL TOBILLO

El tobillo es la zona en la que la pierna se une con el pie.

En el tobillo se articulan 3 huesos: la tibia, el peroné y el astrágalo. El astrágalo se apoya sobre el hueso del talón, que se llama calcáneo.

Como el tobillo es una zona muy delgada en relación con el peso que soporta y los movimientos que permite, es bastante frecuente que se produzcan en él lesiones, en especial, esquinces.

Los tobillos nos permiten mover el pie en diferentes direcciones.

Repasa

Practica

Descubre tus articulaciones

Las articulaciones nos permiten realizar muchos movimientos.

Te proponemos que te fijes en los movimientos que haces con los brazos, las manos, las piernas y los pies a lo largo de un día cualquiera. Por ejemplo, abrir un grifo, dar patadas a un balón o botar una pelota, peinarte, lavarte los dientes, calzarte, escribir…

Haz un listado de estas actividades y pon al lado de cada una qué articulaciones intervienen en ella.

Podrías empezar por las que le permiten a la niña de la imagen tener esa postura.