Primer Ciclo - Nivel Primario

BIBLIOTECA

Una biblioteca es un lugar donde se guardan libros y documentos de una forma muy ordenada para luego poder encontrarlos y consultarlos.

A una biblioteca se puede ir a consultar información, a estudiar o a pedir algún libro prestado por un tiempo, para poder leerlo tranquilamente donde uno quiera.

Existen bibliotecas públicas, en las que todo el mundo puede entrar y bibliotecas privadas, en las que para acceder es necesario un permiso especial.

¿Cómo se consulta en una biblioteca?

Para encontrar lo que se busca hay que pedir ayuda a los bibliotecarios, que son las personas encargadas de clasificar y mantener ordenados los libros.

Para localizar un libro determinado hay que saber el nombre del autor y el título. Pero, si lo que queremos es sólo leer sobre algún tema que nos interese (cuentos, aventuras, vida de los animales…) podemos solicitar consejo a los bibliotecarios y ellos nos sugerirán los libros adecuados.

Sabías que

En las bibliotecas, los libros se ordenan conforme a un código numérico. Se llaman sistemas de clasificación, y hay varios.

En Europa se utiliza mucho un sistema que se llama Clasificación Decimal, y que inventó un señor llamado Dewey. En Estados Unidos se utiliza un sistema creado en la Biblioteca del Congreso.

El sistema Dewey, el más utilizado, funciona de la siguiente manera: a cada tema (lengua, matemáticas, zoología, etc.) se le asigna un número. Luego, cada tema tiene otras áreas más especializadas, que reciben otro número. Y así sucesivamente. Por ejemplo,

Los libros de historia siempre tienen el número 900

Historia de Europa, 940

Historia de Asia, 950

Historia de América del Norte, 970

Historia de América del Sur, 980

Y así, con todos los temas.

COMPARA

La diferencia entre una librería y una biblioteca consiste en que, en las librerías, los libros se venden, mientras que en las bibliotecas, se prestan.

En una biblioteca podemos entrar, hojear los libros, sentarnos a leerlos tranquilamente… nadie nos dirá nada, para eso están. Sobre todo en las bibliotecas públicas, los libros son de todos, así que un pedacito es nuestro.

En las librerías, los libros son del librero. Así que también podemos mirarlos y hojearlos, pero normalmente no los leemos. La idea es que vamos a comprar un libro, no a leerlo allí.

Eso sí, algo que tenemos que hacer en los dos sitios, librería y biblioteca, con todos los libros, es cuidarlos, tratarlos con cariño y evitar estropearlos o romperlos.

Repasa

Practica

La biblioteca en casa

Seguro que en tu habitación tienes un montón de libros y cuentos.

¿Los tienes bien ordenados?

Sería muy interesante que idees un sistema para clasificarlos.

¿Cómo puedes hacerlo?

¿Por orden alfabético? ¿De título o de autor?

¿O por temas? Los cuentos de animales, las fábulas, los de aventuras…

Además puedes hacer fichas para tenerlos todos localizados. Puedes seguir este ejemplo:

Y por detrás puedes incluir un pequeño resumen de lo que cuenta el libro.

Una vez que tengas todas las fichas, puedes organizar un sistema de préstamo con tus amigos y amigas.

¡Eso te permitiría leer muchos más libros!

Seguro que cerca de tu casa hay alguna biblioteca.

¿Has ido alguna vez?

Pide a algún adulto que te lleve. Allí podrás hacerte un carnet de socio (lleva una foto, es posible que te la pidan), con el que pedir prestados todos los libros que quieras.

Podrás llevártelos a casa, leerlos y luego ir a por más.

¡Cuántas aventuras sin fin!