Primer Ciclo - Nivel Primario

EL CARNAVAL

El carnaval es una fiesta popular que se celebra después de la Navidad y antes del comienzo de la Cuaresma cristiana. Estas fechas suelen coincidir con el mes de febrero.

¿Cómo es la fiesta de carnaval?

En general, es como una fiesta de disfraces a lo grande. Durante los carnavales mucha gente se disfraza o se pone máscaras (o ambas cosas) y se pasea por las calles cantando y bailando en desfiles, comparsas o murgas.

También se suelen organizar desfiles de carrozas con música y bailes de disfraces en lugares públicos y privados.

¿De qué se disfraza la gente en carnaval?

Los disfraces que la gente se pone en carnavales pueden ser de lo más variado: de animal, de profesión, de personaje de cine o histórico, de objeto…

La chica del centro va disfrazada de globo en los que se suben personas.

A veces grupos enteros de personas se ponen de acuerdo para disfrazarse todos de igual manera (por ejemplo, las comparsas) y otras cada uno va como quiere.

Cuando los disfrazados no desean que se les vea la cara se la cubren con máscaras y antifaces.

¿Dónde se celebran los carnavales?

Los carnavales son fiestas que se celebran en casi todas las ciudades del mundo de tradición cristiana, aunque no todos son igual de bonitos y de espectaculares.

Uno de los carnavales más famosos del mundo es el que se celebra en la ciudad brasileña de Río de Janeiro, al que acuden todos los años millones de turistas.

También son famosos los carnavales de la ciudad italiana de Venecia, y los de Gualeguaychú (Provincia de Entre Ríos, Argentina) que son considerados como el espectáculo a cielo abierto mayor del país.

Otros muy conocidos y visitados son los de Santa Cruz de Tenerife y Cádiz en España, Oruro en Bolivia, Barranquilla en Colombia, y Veracruz y Mazatlán en México.

Sabías que

En los carnavales de Venecia (Italia) es tradicional que la gente se ponga máscaras, algunas verdaderas obras de arte.

Esta costumbre tiene su origen en que, antiguamente, los nobles se cubrían la cara con ellas durante el carnaval, para salir a la calle y mezclarse con la gente del pueblo sin ser reconocidos.

¿Por qué se celebran los carnavales?

Estas fiestas tienen un origen muy antiguo. Se asocian a los festejos que se celebraban en honor de algunos dioses paganos de los antiguos romanos, aunque algunos estudiosos dicen que son mucho más antiguas aún (cerca de 5.000 años antes de Jesucristo).

Los romanos extendieron la costumbre por Europa y desde allí pasó al continente americano en la época del descubrimiento.

Los carnavales tienen un origen muy antiguo.

No en todos los países se celebran igual, pero en general el sentido que tienen los carnavales es aprovechar el periodo anterior a la Cuaresma, que para los cristianos es de austeridad y sacrificio, para disfrutar lo más posible.

Repasa

Practica

Diviértete y recicla.

Disfrazarse es divertido. Y hacerse el disfraz, más aún.

Puedes disfrazarte…

de princesa moderna…

de superhéroe…

de payaso…

de salvaje colorida…

¡O de cualquier cosa que se te ocurra!

¿Sabes que para hacerte el disfraz puedes emplear cosas que se ya no se utilizan?

Por ejemplo:

Con platos de plástico puedes hacer caretas. Dibuja la cara en uno de los lados, y ata una goma en los bordes para sujetarla en la cabeza.

Con bolsas de papel, puedes hacer otro tipo de caretas. Recortando unas grandes orejas y una trompa, un elefante; pegando unas hebras de lana, un monstruo… Haz unos agujeros para los ojos y la boca, y póntela en la cabeza.

Las bolsas de basura tienen un montón de utilidades. Por ejemplo, con un par de ellas, de color negro, puedes hacer un fantástico disfraz de bruja.

El cartón también da mucho juego. Puedes fabricar un montón de sombreros divertidos. Si pegas trozos de lana, recortes de papel de colores, retales de tela… te pueden salir maravillas.

Utilizar la ropa vieja de los mayores también vale. Pide a tus papás prendas que ya no usen, y combínalas con estilo.

¿Qué más cosas se te ocurren?

Retales de tela, cuentas de collares rotos, botones que ya no sirven…

El límite es tu imaginación.